Los museos siempre han llamado la atención de la gente, con motivaciones e intereses históricos diferentes. La reflexión siguiente planteada por Carvalho Amaro da cuenta de uno de los grandes desafíos modernos de la gestión de museos en relación a los visitantes actuales y sus implicancias en la conducción de los mismos. “En los últimos tiempos, el público que frecuenta los museos ha cambiado, dejó de estar constituido exclusivamente por eruditos, para pasar a ser cada vez más diversificado, más exigente y también más crítico”, Carvalho Amaro 2016: 325. Y es asimismo importante la pregunta que a continuación plantea ¿Será posible crear condiciones para recibir una avalancha de visitantes y, al mismo tiempo, mantener las condiciones necesarias a la preservación de las colecciones? Carvalho Amaro 2016: 325.

Efectivamente, la gestión de los museos demanda del director del museo una mirada holística, que abarca nuevos temas que resolver y conducir, además de cumplir con el encargo histórico de la salvaguarda y preservación de las colecciones. Para familiarizarnos con la palabra gestión y entender más cabalmente la frase gestión de museos, creo oportuno presentar las definiciones que presentan los diccionarios y además recordar el concepto de gestión que aparece en el glosario de la publicación, versión traducida al español, de Barry Lord y Gail Dexter Lord titulado “Manual de gestión de museos”.

Gestión: Acción, encargo, asunto, misión, mandato, diligencia, trámite, actividad, manejo etc.

Gestión: Hacer más fácil la toma de decisiones en una organización de manera que pueda alcanzar sus metas.

Un museo en proceso de creación o con necesidades de retroalimentación frente a retos y desafíos propios de su devenir, como también, hacer buen uso de facilidades y oportunidades que suelen surgir en el camino, debe tener un buen Plan. En la actualidad el modelo de Planificación de museos se conoce como – Plan Estratégico- , título que sin duda permite pensar el museo mirando al futuro, previo diagnóstico de la institución que administraremos en servicio de la buena marcha institucional y el carisma de servicio a la sociedad. La definición de museo planteada por ICOM será el punto de partida para ordenar y actualizar ideas hacia la elaboración del Plan Estratégico “Un museo es una institución permanente sin fines de lucro, al servicio de la sociedad y abierta al público, que adquiere, conserva, estudia, expone y difunde el patrimonio material e inmaterial de la humanidad con fines de estudio, educación y recreo” (ICOM, 2007).

Considero útil tomar en cuenta el aporte de Barry Lord y Gail Dexter Lord, que señala la singularidad de la institución museo con la identificación de activos y actividades del museo. Según los autores los activos están representados por la colección, la documentación y la conservación, mientras que las actividades se refieren a las actividades de investigación, exposición, e interpretación. La puesta en marcha de las actividades y activos dará lugar a las funciones que cumple un museo y demanda una creativa y actualizada administración o gestión.